Pasar al contenido principal

Damos

Las ofrendas y los diezmos son el medio principal para el sustento económico de los ministerios de La Alianza en Colombia. A través de ellos es posible que cientos de pastores y obreros suplan las necesidades físicas y espirituales de personas perdidas, adoloridas y marginadas alrededor del país, proveyendo acceso al evangelio en lugares donde aún no existe tal posibilidad.

Debido a la generosidad de quienes diezman y ofrendan, se hace posible que nuestros obreros sean ágiles y sensibles; entrando por puertas que Dios puede abrir repentinamente en algunos de los lugares más desolados espiritualmente de Colombia y algunos países del mundo. Cuando ofrendamos y diezmamos, colaboramos junto con los obreros y pastores Aliancistas para:

Proclamar de manera

creativa la verdad
de Jesucristo a los que aún no le han escuchado.

Bautizar y discipular

a nuevos creyentes,
fundamentar en ellos
la palabra de Dios.

Plantar nuevas

iglesias
alrededor del territorio
colombiano.

Proveer cuidado

físico, psicológico,
y emocional en regiones
desatendidas del país.

Entrenar y equipar

futuros líderes
de la iglesia y la sociedad.

Construir y proveer personal

para ministerios sociales,
iglesias y fundaciones en las regiones
menos privilegiadas.

Ayudar a reconstruir la vida de

los que han sido devastados
a través del conflicto armado
y desastres naturales.

Puedes Dar Para




Current $12,040.00
16.1%
Target  $75,000.00 



Promesa de Fe
Apoya el quehacer misionero y la plantación de iglesias con la Promesa de Fe.
Current $12,040.00
16.1%
Target $75,000.00

Promesa de Fe

Apoya el quehacer misionero y la plantación de iglesias con la Promesa de Fe.




Current $12,040.00
16.1%
Target  $75,000.00 



Proyecto Específico
Apoya un proyecto específico dentro y fuera de La Alianza en Colombia.
Current $12,040.00
16.1%
Target $75,000.00

Proyecto Específico

Apoya un proyecto específico dentro y fuera de La Alianza en Colombia.

Formas de Dar

Todos somos misioneros, todos tenemos un llamado a responder, por lo tanto, todos debemos ser llenos del Espíritu Santo, es imposible pensar en misiones sin el poder del Espíritu Santo, ya que en nuestra propia fuerza no lo lograríamos hacer, nuestro Señor Jesucristo lo sabía, por eso nos dio la promesa que no nos dejaría solos en esta tarea, pues con el privilegio de ser parte de su visión mundial traería consigo el poder del consolador.