fbpx 7 pautas para fortalecer el ministerio infantil en tu sede | La Alianza Pasar al contenido principal
Ministerio Infantil

7 pautas para fortalecer el ministerio infantil en tu sede

Desde el ministerio de Pequeños Aliancistas resaltamos la importancia de hacer un trabajo eficaz y acertado con los niños de nuestra sociedad a través de los programas implementados en la iglesia local, es por esto que aquí compartimos 7 consejos o pautas para fortalecer el ministerio infantil en tu sede.

  1. Debe ser evangelístico

Es primordial alcanzar a cada niño y prejuvenil con el evangelio en todo lugar, toda situación y todo momento. La palabra de Dios nos dice en Romanos 10  ¿Cómo invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído?  Así que debemos orientar nuestro ministerio a que cada día más niños puedan conocer el mensaje de Jesús.

  1. Debe ser discipulador

Alcanzar más niños con el mensaje de Jesús también implica formar en ellos el carácter cristiano y la cosmovisión bíblica desde la niñez hasta la juventud. ”Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades”. Deuteronomio 6:4-9 

  1. Debe ser significativo 

La creatividad que Dios nos ha dado para servir en el ministerio infantil, nos permite prepararnos para captar la atención, interés y motivación de los niños y pre juveniles entendiendo sus formas de pensar y actuar. “Jesús siguió creciendo en sabiduría y estatura, y cada vez más gozaba del favor de Dios y de toda la gente”. Lucas 2:52

  1. Debe ser participativo 

El ministerio infantil a nivel local tiene el gran desafío de evitar que los niños al crecer pierdan el interés por la iglesia, es por esto que debemos propiciar que cada niño y joven sea protagonista del ministerio. “El que recibe en mi nombre a uno de estos niños me recibe a mí; y el que me recibe a mí no me recibe a mí, sino al que me envió”. Marcos 9:37

  1. Debe ser equipador 

De la misma manera que el ministerio infantil trabaja en el crecimiento de los niños, debemos fortalecer y estimular el crecimiento de nuestros servidores para que sean ellos mismos quienes repliquen el conocimiento en nuevos líderes. “Lo que me has oído decir en presencia de muchos testigos, encomiéndalo a creyentes dignos de confianza, que a su vez estén capacitados para enseñar a otros” 2 Timoteo 2:2

  1. Debe ser relacional

Desde el ministerio infantil se deben cultivar iniciativas que en conjunto con los padres, fomenten el desarrollo de relaciones y contextos sanos para el crecimiento y la vida de los niños. “Por su acción todo el cuerpo crece y se edifica en amor, sostenido y ajustado por todos los ligamentos, según la actividad propia de cada miembro”. Efesios 4:16  

  1. Debe ser integral

El crecimiento en el conocimiento de la palabra de Dios debe ser proporcional al desarrollo, cuidado y protección integral de los niños y prejuveniles, recuerda que en nuestro ministerio infantil estamos formando el presente y futuro de nuestro país. “Jesús siguió creciendo en sabiduría y estatura, y cada vez más gozaba del favor de Dios y de toda la gente”. Lucas 2:52