fbpx Oremos por ellos | La Alianza Pasar al contenido principal
Oremos por la iglesia perseguida

Oremos por ellos

En noviembre la iglesia cristiana a nivel mundial conmemora el esfuerzo, dedicación y sacrificio de millones de personas que sufren persecución a causa de su fe en Jesús.

Esta realidad solemos verla como algo muy lejano y ajeno a nosotros pero la realidad es que la persecución no solo está en países donde hay grupos extremistas y partidos políticos radicales sino también en países de Latinoamérica incluido el nuestro, donde se levantan voces ideológicas que eliminan toda la perspectiva cristiana de las leyes en temas de vida, familia, matrimonio y libertad religiosa.

Colombia actualmente se encuentra en el puesto 41 de la lista mundial de persecución realizada por Puertas Abiertas, una entidad religiosa sin ánimo de lucro cuya finalidad es apoyar a los cristianos perseguidos de forma integral.

En nuestro país la persecución a la iglesia cristiana viene en aumento durante los últimos años donde las principales causas son la intolerancia secular, la corrupción y el crimen organizado. 

Esta realidad no es ajena a nuestra familia Aliancista ya que la gran mayoría de nuestras sedes se encuentran en sectores rurales y apartados de nuestro país, lo cual nos mueve a entender la gran urgencia y necesidad de orar constantemente por todos aquellos que a diario se enfrentan a circunstancias adversas para seguir extendiendo el evangelio aquí en el Colombia y en el mundo entero.

Es por ello que como familia nos unimos en oración por la iglesia perseguida y hemos dispuesto una guía de 30 días que podrás descargar haciendo clic aquí. Con esta guía conoceremos las causas de persecución, el motivo de oración y cómo podemos ayudar. 

En las páginas de Facebook de Misiones Alianza y La Alianza Colombia encontrarán imágenes para compartir y motivar a participar de este tiempo. Confiamos que en sus corazones llevarán siempre estas peticiones. 

Oremos por ellos, sostengamos los brazos de nuestra familia perseguida y promovamos dentro de nuestras congregaciones una mirada de compasión por aquellos que están siendo confrontados para seguir a Jesús, aquellos cuya fe es muy importante para seguir soportando toda dificultad extrema y severa. Oremos por ellos y por quienes se levantan para ir y servir en estos lugares.