fbpx 2020 en Resumen: De Su Mano | La Alianza Pasar al contenido principal

2020 en Resumen: De Su Mano

Por tanto, no tengan miedo, pues yo soy su Dios y estoy con ustedes. Mi mano victoriosa les dará fuerza y ayuda; mi mano victoriosa siempre les dará su apoyo. - ISAÍAS 41:10

INFORME ANUAL 2020

de Su mano

En el 2020 vivimos momentos donde el temor quiso ahogar nuestra fe, pero las promesas de Dios se hicieron más fuertes y reales en nuestras vidas.

En Isaías 41:10 encontramos la esperanza que se hallaba perdida a causa de un futuro incierto, y con plena certeza nos entregamos a Dios, pues como dice su Palabra Él siempre es quien nos sostiene de su mano.

De su mano continuaremos, pues hemos visto su provisión, soberanía, respaldo y el poder de su Espíritu Santo obrar en nosotros, pues con nuestras limitaciones los recursos no nos faltaron y nuestras fuerzas se multiplicaron.

El 2020 lo podemos resumir como un año de cambios significativos, donde pudimos ver la mano de Dios obrando a favor de la iglesia y con todo lo vivido estamos seguros que De su mano nos sostendremos para seguir siendo y haciendo iglesia.

Es por esto que con orgullo me place presentar el informe anual de la gestión realizada por La Alianza en Colombia durante el 2020. Un trabajo que sólo pudo lograrse gracias al esfuerzo en conjunto de la Familia Aliancista a lo largo y ancho del país.

El Año en Resumen

Nuestra Visión

Hacemos Iglesia, Hacemos Familia, Hacemos Alianza

Nuestro anhelo y privilegio es que todos conozcan a Dios y sean testigos de su amor; es por eso que estamos comprometidos a hacer iglesia en toda Colombia, extendiendo la Luz de Cristo a diferentes lugares cercanos y lejanos, culturales y etnográficos, como lo hemos logrado en gran parte de nuestro país. Confiamos que esta esperanza eterna, nos permita seguir presentando a Cristo nuestro todo en toda lengua, tribu y cultura, porque así hacemos iglesia, hacemos familia, hacemos Alianza.

En Colombia

Tenemos el privilegio de llevar un mensaje de esperanza a todos los rincones de nuestro amado país. Encontrándonos con una diversidad cultural que no ha sido un obstáculo para reflejar a Cristo, sino que se ha convertido en nuestra principal oportunidad para proclamar a Jesús de distintos modos, en diversas culturas y dialectos, descubriendo cada día múltiples formas de adorar a nuestro buen Dios. Nada nos ha impedido que nuestra pasión por llevar el evangelio cese y desde cada una de nuestras sedes nos unimos para ser una misma Iglesia, La Alianza. A continuación encontrarás un compendio de nuestros datos más relevantes a nivel nacional.

Convención Alianza

Debido a las limitaciones que la pandemia nos impuso durante el 2020, la Convención Alianza pasó de ser un evento presencial a ser un evento EN CASA, un espacio virtual con el que llegamos a miles de hogares Aliancistas, compartiendo a la distancia, permaneciendo firmes siendo y haciendo iglesia, pues nuestro compromiso es llevar el mensaje de Jesús a todo lugar.

Con “ALINEADOS PARA CRECER” fortalecimos a todos los que hacen iglesia, al liderazgo ministerial que responde al desafío de reflejar el carácter de Cristo, renunciando a sí mismo para así ver la gloria de Dios y juntos aportar para el avance de su Reino, con la firme convicción que Él cumple su Palabra.

RECONOCIMIENTO A LA LABOR SOCIAL DE LA ALIANZA POR PARTE DEL

Ministerio del Interior

Los templos cerraron pero la labor de la iglesia nunca se detuvo, ante el repentino cambio que trajo la pandemia muchas de nuestras sedes se plantearon un mismo propósito, estamos para ayudar. Con mucha creatividad y poniendo a disposición lo que se tenía a la mano, Dios obró grandemente en muchos lugares del país a través de nuestra familia Aliancista, durante la pandemia la labor social de nuestras sedes aumentó exponencialmente, fortaleciendo así el papel de la iglesia en la sociedad. Esta labor ha sido reconocida por el Gobierno de nuestro país a través del Ministerio del Interior y la Mesa Nacional de Asuntos Religiosos.

Historias de Su mano

EL 2020 NO FUE FÁCIL PERO DIOS NOS SOSTUVO ¡DE SU MANO!

Es así como a través de estas historias exaltamos el obrar de Dios en la vida de nuestra gran familia Aliancista y expresamos nuestro agradecimiento a Él porque nos dio la oportunidad como iglesia de seguir siendo un movimiento Cristocéntrico vivo, dinámico, cambiante y transformador.