fbpx El legado de los Searing en Latinoamérica | La Alianza Pasar al contenido principal
FOTO

El legado de los Searing en Latinoamérica

Del 31 de mayo al 3 de junio, en Nashville, Tennessee, nuestros hermanos de La Alianza en Estados Unidos realizaron el Concilio de La Alianza 2021. Una delegación junto al presidente, el Rev. Esnilder Popó, estuvo allí presente compartiendo con nuestra gran familia Aliancista. Con grata sorpresa nos encontramos con un personaje extraordinario: Mark Searing, quien hace parte de la familia Searing, a quienes recordamos con profundo amor y honramos por su pasión para servir a Dios y acompañarnos en la extensión del reino de Dios en nuestro país por 3 generaciones.   

En una amena conversación, ‘Marcos’ nos contó que le gusta que lo llamen por su nombre en español, porque como él mismo dice es un colombiano con fachada de gringo. Aunque llegó a los 3 meses de edad, y en sus primeros años aprendió hablar inglés con algo de dificultad, creció con identidad colombiana por lo que se siente más cómodo hablando español y con nostalgia recuerda el sabor de unas ricas empanadas vallunas y un buen sancocho. 

Actualmente, Marcos trabaja con Church Ministries International como director internacional apoyando el programa Encuentro con Dios en algunas iglesias de latinoamérica como Argentina, Chile, Lima, Colombia, Venezuela y Perú. Con su esposa Rita colaboran con 6 iglesias en Quito, Ecuador, y 5 iglesias hijas, las cuales también hacen parte del programa Encuentro con Dios 

El legado de los Searing

Los abuelos de Marcos, Roberto y Juanita Searing, llegaron en barco a Buenaventura aproximadamente en 1938. En el ejercicio de su ministerio estuvieron en Popayán, Santander de Quilichao y en Cali; en esta última ciudad se establecieron, siendo muy importantes en la fundación de la iglesia en San Bosco. Los padres de Marcos, Roberto M. Searing y Margarita también vivieron en Colombia en el año de 1956. Al padre de Marcos le encargaron la construcción del templo de San Bosco en Cali y trabajaron en la librería La Aurora. 

Sus padres vivieron en Cali, Pasto y Silvia. Desempeñaron su ministerio en el Instituto Bíblico de Ambachico, entre los guambianos y paeces. Durante 6 años se involucraron en la enseñanza de quienes iban a ser pastores y líderes en aquellas iglesias indígenas. Roberto y Margarita también trabajaron en la fundación de iglesias, entre ellas El Encuentro Los Héroes, en Bogotá. Esto, someramente nos muestra parte del legado de los searing en Colombia desde 1987 a 1991. 

Foto
Roberto Searing (abuelo) en la librería La Aurora.

Herencia ministerial

Marcos resalta la dedicación de los Searing en la formación de líderes para el pastorado y la pasión de expandir el evangelio a países latinoamericanos con Evangelismo Explosivo, donde las personas conocen a Cristo y luego son discipulados hasta llegar a ser líderes y no sólo asistentes; pues “el discipulado tiene que ser efectivo e ir más allá de solo calentar una banca”.

De esta herencia ministerial Marcos se siente privilegiado al ser partícipe y poder compartir una vida de entrega a Dios con sus hijos y la familia de sus hijos, quienes desde lugares diferentes en los Estados Unidos están sirviendo a Dios; su hija menor junto con su familia han respondido al llamado misionero con SIM, aprovechando una oportunidad laboral que tiene su esposo en Cochabamba, Bolivia. Por una generación más, el legado de los Searing permanece en latinoamérica trayendo la esperanza del evangelio. 

Con Marcos, el propósito de los Searing sigue siendo el mismo: Preparar líderes, pero líderes que terminen bien su llamado, no aquellos que después de 5 o 10 años echan a perder su ministerio. “Tenemos que inculcar una vida más Profunda en el señor Jesucristo, la cual los lleve al momento de presentarse con Dios y que Él les pueda decir muy bien siervo bueno y fiel aquí está tu recompensa”.

Consejo para las familias misioneras 

Como hijo de misioneros y padre de una familia misionera, Marcos nos comparte 3 consejos para tener en cuenta dentro de nuestras familias misioneras:

1. Amar al Señor con todo tu corazón, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.

2. Que los esposos se amen entre sí. Si algo resalta con Rita, su esposa, es que el Señor les ayudó a entender la importancia de amarse los unos a los otros y siempre respetarse, por ello es vital que puedan tener tiempo para reconectarse como pareja, pues aunque trabajan en el mismo ministerio este tiende a separarlos porque cada uno se enfoca en sus labores. Además, es necesario que tus hijos puedan ver esa relación entre ustedes, primero con Dios y después como padres; que no solo sea una relación de palabras, sino también de actos. Con Rita, tener un espacio de pareja es tan valioso “que las secretarias tenían claro que los martes al mediodía eran nuestras citas y ellas mismas se coordinaban para que nuestras agendas estuvieran libres para ese momento”.

3. El resultado de los puntos anteriores les va a llevar a amar a sus hijos. 

Mensaje para Colombia

Para concluir nuestro encuentro, les compartimos un mensaje que nos envía Marcos: “Colombia está sufriendo un poco, he visto las noticias de lo que está pasando en Cali y en otras ciudades del país. Estamos orando por este país tan querido, tan amado y esperamos que en estos días los líderes del país, los gobernadores y los alcaldes realmente busquen a Dios y la sabiduría que Él les puede dar para manejar bien las cosas, porque  obviamente la corrupción ha dañado mucho, y no solamente es la droga la que daña un país sino que la corrupción también puede afectar todo lo que Colombia puede hacer y quiere hacer. Cubrimos en oración al Estado colombiano, para que el Señor les de sabiduría y les toque el corazón para manejar mejor las cosas”.

 

Etiquetas